Tipos de cláusulas abusivas de bancos

En los últimos años se han dado muchos casos de personas que se han visto afectadas por las cláusulas de sus contratos contraídos con entidades bancarias, lo que se conocen como cláusulas abusivas bancos.

Este tipo de cláusulas se han introducido sobre todo en contratos de préstamos hipotecarios, se entienden como abusivas siempre que se dé algún tipo de desequilibrio entre las partes, o también porque la entidad bancaria no hubiera informado al consumidor de las consecuencias y riesgos que conlleven esas cláusulas.

Cada contrato contendrá un tipo u otro de cláusulas abusivas, así que se debe poner en contacto con profesionales para estudiar su caso y de esta manera conseguir su nulidad ante los tribunales y recuperar las cantidades pagadas más intereses.

La nulidad de este tipo de cláusulas abusivas para los consumidores se recoge en una sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) del mes de mayo de 2013.

Tipos de cláusulas abusivas bancos

Entre las cláusulas abusivas más conocidas de estos últimos meses, se encuentran las cláusulas suelo, en este caso los bancos limitaban el interés sin informar a los consumidores, de tal forma que estos no se beneficiaban del descenso del Euribor. Otro tipo es la cláusula de interés de demora, la cual es abusiva debido a que la entidad fija un interés que supera el interés legal del dinero, es decir, cobra intereses abusivos al no pagar una cuota de la hipoteca.

El Índice de Referencia de Préstamos Hipotecarios (IRPH) es un indicador que pueden manipular los bancos, siendo incluso mucho más caro que el Euribor.  El vencimiento anticipado es abusivo pues el consumidor debe abonar todo el dinero pendiente más intereses en el momento de impago de una sola cuota. En el caso de la cláusula de afianzamiento se considera abusiva ya que el fiador deberá responder a la deuda si el deudor principal no paga el préstamo.

Asimismo, si se dejará de abonar el pago del préstamo, el banco puede quedarse con la vivienda y reclamar la deuda pendiente, lo conocido como garantía o aval personal, pudiendo reclamar su nulidad por sobregarantía del préstamo hipotecario.

La titulización hipotecaria la utilizan las entidades para ceder a los fondos buitre los préstamos hipotecarios de sus clientes sin su consentimiento, por lo que se entiende como una acción abusiva.

Por último, otra de la abusividad bancaria muy comentada últimamente es la hipoteca multidivisa, un producto financiero de alto riesgo comercializado a los consumidores sin informar de su alto riesgo.

 

Los bancos han estado aprovechándose de sus clientes, desde Are2 Abogados te asesoramos y estudiamos tu contrato para conseguir su nulidad y la devolución del dinero más intereses correspondiente a través de un proceso judicial.

Si te gusta, compártelo....Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInShare on TumblrEmail this to someoneShare on StumbleUpon