En nuestro artículo de hoy hablaremos sobre las cláusulas abusivas en contratos, uno de los temas de actualidad dentro del Derecho, son muchos los afectados por este tipo de cláusulas en nuestro país y desde Are2 Abogados queremos ayudarte a identificarlas.

Aquí te explicamos que son las cláusulas abusivas, los diferentes tipos que puedes encontrarte actualmente y como conseguir su nulidad. Muchos de los Juzgados y Tribunales de todo el país las están declarando nulas por su carácter abusivo.

Todos los tipos de cláusula de los que hablamos en el artículo son referentes a contratos entre profesionales o empresas y el consumidor final. Especialmente te informamos sobre las que puedes encontrar en el contrato de alquilar y en contratos con entidades bancarias o financieras.

¿Qué son las cláusulas abusivas en contratos?

Según la Ley, las cláusulas abusivas son estipulaciones contractuales que no han sido negociadas personalmente por el consumidor y donde no se actuó de buena fe, esto provoca un perjuicio claro en el consumidor al sufrir cambios en los derecho y obligaciones que derivan de los contratos.

Para poder ver la abusividad de una cláusula en el contrato, tendremos que ver la naturaleza del bien o servicio que ha sido objeto del contrato, desde el momento de su celebración y en conjunto con el resto de cláusulas.

Existen algún caso especial como las negociaciones individuales de alguno de los integrantes del contrato, esto no impide que la cláusula sea considerada como abusiva.

Tipos de Cláusula Abusiva

A continuación encontraras los tipos de cláusula abusiva que puedes encontrar en los contratos. Estas son las que actualmente están siendo consideradas como abusivas en el alquiler de viviendas y en contratos con bancos, pero no son las únicas ya que existen muchas más.

En caso de que tengas dudas, te recomendamos contar con un abogado experto para poder eliminarlas del contrato.

Contratos con entidades bancarias

Las cláusulas abusivas en contratos con entidades bancarias las podemos encontrar un muchos productos financieros como son los créditos personales o las hipotecas.

En la actualidad encontramos un gran número de sentencias de los Tribunales españoles y europeos que están concediendo la nulidad de los contratos bancarios al tener un carácter abusivo sobre el consumidor. A continuación tienes algunas de las más habituales.

  • Cláusula Suelo
  • Gastos de formalización de hipoteca
  • Intereses de demora excesivos
  • Vencimiento anticipado
  • Redondeo al alza
  • Aval personal
  • Comisiones bancarias
  • IRPH

Como puedes comprobar son muchas las cláusulas abusivas que encontramos en los contratos que firmamos en nuestro día a día. Recuerda revisar la totalidad del contrato y en caso de tener alguna duda, no firmes hasta tener todo bien claro.

Contratos de alquiler

Este tipo de cláusulas se han visto incrementadas en los últimos tiempos por el aumento de la tasa de morosidad de los inquilinos en las viviendas de alquiler.

Ante esta situación los arrendadores de viviendas están incluyendo nuevas cláusulas para sacar provecho cuando la parte arrendataria tiene desconocimiento sobre este tipo de contratos.  En la redacción del contrato de alquiler existen algunas partes que son difíciles de entender, por eso siempre recomendamos el asesoramiento jurídico para la completa comprensión del documento.

Todas aquellas que no están en la Ley de arrendamiento urbanos y perjudican al usuario pueden conseguir su nulidad ante los tribunales con total seguridad. Para aclarar todas las dudas te recomendamos contratar un abogado especializado en arredramientos para descartar lo contratos que incluyan términos sospechosos.

Los gastos judiciales es una de las cláusulas más habituales que encontramos en los contratos, esta obliga al arrendatario a desembolsar las costas judiciales. Esto no tiene ninguna validez ya que deben ser impuestas por el Juez según las Ley de enjuiciamiento civil.

Otra cláusula muy común son los gastos por uso ordinario, es decir, el inquilino tiene la obligación de solucionar cualquier reparación que haya que realizar en el inmueble. Esto no es correcto, según la citada Ley de arrendamientos urbanos, estos gastos corresponde al casero de la vivienda.

Por último encontramos una cláusula donde el propietario se reserva la opción de acceder al inmueble siempre que el quiera.  En la Ley se contempla claramente la inviolabilidad del domicilio, así que la entrada sólo podría estar autorizada por un juez y este permiso no suele ser fácil conseguirlo.

Nulidad de contratos por contener cláusulas abusivas

En el caso de que alguno de los contratos firmados contengan alguna de estas cláusulas abusivas puedes interponer una demanda en el Juzgado para solicitar su nulidad.

Esto provocará automáticamente que la cláusula quede eliminada y no se pueda aplicar, de esta forma el banco o arrendador tendrá que devolver al consumidor todo lo que haya pagado de más. Dependiendo del caso se podrá anular total o parcialmente el contrato.

¿Quieres eliminar las cláusulas abusivas en contratos?. Desde Are2 Abogados ponemos a tu disposición asesoramiento jurídico para llegar a cabo la defensa legal de tus intereses.