Delito de Amenazas Leves

El delito de Amenazas Leves está penado de manera distinta según el grado de relación que exista entre el autor del delito y la víctima.

Antes de comenzar a hablaros del delito de Amenazas Leves, hemos de responder a la siguiente pregunta: ¿qué se entiende por amenazas?

Pues bien, en el ámbito penal, la acción de amenazar consiste en exteriorizar un propósito de causar un mal al sujeto pasivo (la víctima), a sus familiares o a otras personas con las que el sujeto pasivo este íntimamente vinculado.

Además, el mal que se anuncia debe referirse al futuro, ya que si éste se causa en el momento de la amenaza, no estaríamos ante un delito de Amenazas Leves, sino ante un delito relativo al mal causado en el momento.

El delito de Amenazas Leves, se regula en la clase de delitos cometidos contra las personas.

La amenazas se pueden clasificar en: GRAVES o LEVES

Si la amenaza es GRAVE, será de aplicación el tipo básico del delito de amenazas.

En los Delitos de Amenazas Leves se aplicará distinta pena si la víctima tiene o ha tenido con el agresor relación cónyugal, familiar o se trata de un extraño.

¿Dónde está recogido el delito básico de Amenazas Leves?

El tipo básico del delito de amenazas tiene una pena mucho mayor de el delito de Amenazas Leves

Cuando las amenazas son LEVES, la pena a imponer variará en función de si existe o no relación entre el agresor y la víctima. Y así tendremos los siguientes supuestos:

1.- El que de modo leve amenace a quien sea o haya sido su esposa, o mujer que esté o haya estado ligada a él por una análoga relación de afectividad aun sin convivencia, será castigado con la pena de prisión de seis meses a un año o de trabajos en beneficio de la comunidad de treinta y uno a ochenta días y, en todo caso, privación del derecho a la tenencia y porte de armas de un año y un día a tres años.

2.- El que de modo leve amenace a una persona especialmente vulnerable que conviva con el agresor, será castigado con la pena de prisión de seis meses a un año o de trabajos en beneficio de la comunidad de treinta y uno a ochenta días y, en todo caso, privación del derecho a la tenencia y porte de armas de un año y un día a tres años.

3.- El que de modo leve amenace con armas u otros instrumentos peligrosos a alguna de las siguientes personas: ” descendientes, ascendientes o hermanos por naturaleza, adopción o afinidad, propios o del cónyuge o conviviente, o sobre los menores o personas con discapacidad necesitadas de especial protección que con él convivan o que se hallen sujetos a la potestad, tutela, curatela, acogimiento o guarda de hecho del cónyuge o conviviente, o sobre persona amparada en cualquier otra relación por la que se encuentre integrada en el núcleo de su convivencia familiar” se considerará Delito de Amenazas Leves.

En estos caos será castigado con la pena de prisión de tres meses a un año o trabajos en beneficio de la comunidad de treinta y uno a ochenta días y, en todo caso, privación del derecho a la tenencia y porte de armas de uno a tres años.

4.-   El que de modo leve amenace a otro, cuando entre el agresor y la víctima no haya ninguna de las relaciones familiares anteriores, será castigado con la pena de multa de uno a tres meses. (Este supuesto será un DELITO LEVE DE AMENAZAS, antigua Falta).

Recordar que la reforma del Código Penal (vigente a partir del 1 de julio de 2015) ha variado la configuración del sistema punitivo español que diferenciaba los DELITOS de las FALTAS, suprimiendo éstas últimas, de manera que algunas conductas que antes eran una falta penal, se convierten en infracciones administrativas, y otras se convierten en delitos menos graves, pero en definitiva en DELITOS.

Éste es el caso de la antigua falta de amenazas, que tras la reforma se ha convertido en DELITO DE AMENAZAS LEVES.

Las consecuencias de la reforma son importantes, ya que no solamente la pena a imponer por esta conducta ha cambiado, sino que además, el delito de amenazas leves, CONLLEVA ANTECEDENTES PENALES. Pinchando en este enlace podéis ver los requisitos para la cancelación de antecedentes.

NOTA: Las amenazas leves entre extraños (entre agresor y víctima no hay relación) sólo serán perseguidas mediante denuncia de la persona agraviada o de su representante legal.

María Jesús Barreñada - Are2 Abogados Este articulo ha sido redactado por Maria Jesus Barreñada Muñoz, perteneciente al despacho ARE-2 Abogadoswww:are2abogados.com, en nuestro despacho la primera consulta es gratuita, y además financiamos los procedimientos, por ello si tienen alguna duda en relación con esta materia lo mejor es que contacte con nosotros en los teléfonos 91-5472525, 902-447722, 665508441, o a través del correo are2abogados.com

 

Recuerda que tu Primera Consulta es totalmente GRATIS

Consultar Ahora