Lo que pretendo hacer con este artículo, es concretar de la forma más sencilla y clara posible cuales son los distintos pasos que se siguen en los procesos matrimoniales, con el objeto de que el ciudadano no jurista, pueda tener una sencilla comprensión de los mismos.

¿Cuál son las fases en el proceso matrimonial?

El desarrollo del procedimiento matrimonial se van a dividir en una serie de artículos donde destacaremos las siguientes fases:

 

Conceptos a tener en cuenta en un proceso matrimonial

Pero antes de entrar de lleno en las distintas fases debemos aclarar los siguientes términos:

JURISDICCIÓN Y COMPETENCIA:

  •  Jurisdicción:

Procesos MatrimonialesLa LOPJ, que en su art. 22, números 2, 3 y 5 establece que en el orden civil, los Juzgados y Tribunales españoles serán competentes:

  1. Con carácter general, cuando las partes se hayan sometido expresa o tácitamente a los Juzgados o Tribunales españoles, así como cuando el demandado tenga su domicilio en España (art. 22.2 LOPJ).
  2. En defecto de los criterios precedentes, y en materia de relaciones personales y patrimoniales entre cónyuges, nulidad matrimonial, separación y divorcio, cuando ambos cónyuges posean residencia habitual en España al tiempo de la demanda, o el demandante sea español y tenga su residencia habitual en España, así como cuando ambos cónyuges tengan nacionalidad española cualquiera que sea su lugar de residencia, siempre que promuevan su petición de mutuo acuerdo, o uno con el consentimiento del otro (art. 22.3 LOPJ).
  3. Cuando se trate de adoptar medidas provisionales o de aseguramiento respecto de personas o bienes que se hallen en territorio español y deban cumplirse en España (art. 22.5 LOPJ).
  • Competencia:

Las reglas sobre competencia objetiva, funcional y territorial se determinan en los siguientes términos:

  1. La competencia objetiva corresponde a los Juzgados de Primera Instancia, tal y como establece el art. 85.1 LOPJ, aunque hay que tener en cuenta la Disposición Final de la Ley 30/81, que establecía que una vez creados los Juzgados de Familia, éstos asumirán las funciones atribuidas en la misma Ley a los de Primera Instancia. Tales Juzgados fueron creados por el Real Decreto de 3 de Julio de 1981, pero la LOPJ de 1 de Julio de 1985 los hace desaparecer, puesto que no los incluye en la enumeración de Juzgados y Tribunales de su art. 26, haciendo referencia en su art. 98 a la posibilidad de que el Consejo General del Poder Judicial acuerde que, en aquellas circunscripciones en que exista más de un Juzgado de la misma clase, uno o varios de ellos asuman, con carácter exclusivo, el conocimiento de determinadas clases de asuntos propios del orden jurisdiccional de que se trate, debiéndose tener en cuenta lo dispuesto en el art. 46 LEC.
  2. La competencia funcional corresponde a la Audiencia Provincial para los recursos de apelación, a tenor del art. 82.4 LOPJ. No habiendo norma especial sobre los recursos admisibles, cabe el recurso de apelación y, si concurren los requisitos de admisibilidad, los recursos extraordinarios por infracción procesal y de casación.

 

  • La Competencia Territorial: Examen del art. 769 LEC:

El art. 769 LEC, regula la competencia territorial, artículo que reproduce casi literalmente la normativa del anterior Disposición Adicional 3ª con las únicas novedades de establecer el examen de oficio de su competencia por el Juez, así como el determinar toda una casuística acerca de las distintas pretensiones susceptibles de ser objeto de este proceso.

Según el art. 769 LEC, podemos establecer las siguientes reglas de competencia:

  1. Salvo que expresamente se disponga otra cosa, será Tribunal competente para conocer de los procedimientos a que se refiere este capítulo el Juzgado de 1ª Instancia del lugar del domicilio conyugal. En el caso de residir los cónyuges en distintos partidos judiciales, será Tribunal competente, a elección del demandante o de los cónyuges que soliciten la separación o divorcio de mutuo acuerdo, el del último domicilio del matrimonio o el de residencia del demandado. Los que no tuvieren domicilio ni residencia fijos podrán ser demandados en el lugar en que se hallen o en el de su última residencia, a elección del demandante y, si tampoco pudiere determinarse así la competencia, corresponderá ésta al Tribunal del domicilio del actor.
  2. En el procedimiento de separación o divorcio de mutuo acuerdo a que se refiere el art. 777, será competente el Juez del último domicilio común o el del domicilio de cualquiera de los solicitantes.
  3. En los procesos que versen exclusivamente sobre guarda y custodia de hijos menores o sobre alimentos reclamados por un progenitor contra el otro en nombre de los hijos menores, será competente el Juzgado de 1ª Instancia del lugar del último domicilio común de los progenitores. En el caso de residir los progenitores en distintos partidos judiciales, será tribunal competente, a elección del demandante, el del domicilio del demandado o el de la residencia del menor.
  4. El Tribunal examinará de oficio su competencia.

Son nulos los acuerdos de las partes que se opongan a lo dispuesto en este artículo.

Artículo de reflexión realizado por María Jesús Barreñada Muñoz, abogada experta en derecho de familia, abogada mediadora y miembro de la Asociación Española de Abogados de Familia.