Razones para prevenir un divorcio contencioso

El divorcio contencioso es el último recurso que existe en un divorcio, hay que evitarlo todo lo posible pues son muchos los contras y las complicaciones que pueden llegar a tener este tipo de separaciones, por lo que habrá que sacar a relucir toda nuestra paciencia y mano izquierda, además de la mediación de conflictos o las negociaciones extrajudiciales.

Motivos por los que es mejor no tener un divorcio contencioso

Gasto económicos

Divorciarse de manera contenciosa y además con hijos no es un proceso precisamente barato, todo lo contrario, puede llegar a suponer mucho dinero, abogados, que al ser un proceso más complicado aumentan sus minutas, procurador, que es obligatorio. Además de pequeños gastos, que no cesan nunca, como Detectives privados, Notarios, Peritos….

Tiempo

El tiempo es algo al que lo que no se le puede dar un precio fijo, pero verdaderamente lo tiene. Un divorcio contencioso se puede alargar mucho en el tiempo y no es sólo ya el dinero que se invierte sino el tiempo que se va a emplear. Estos plazos de tiempo tan alargados suele ahondar en las diferencias pues la paciencia es fácil perderla en procesos tan largos.

Desgaste emocional

Pese a que en un divorcio contencioso los padres sufren, en realidad, la peor parte se la llevan los hijos. Hay que tener en cuenta que con una separación con hijos la familia no se destruye sino que se transforma, pues el lazo familiar, con hijos, durará toda la vida. Un buena gestión a la hora del divorcio será esencial en el futuro de las relaciones ínter familiares.

Coste emocional

Es quizás el más duro, una mala gestión a la hora del divorcio contencioso puede llevar mucha carga emocional, y a menudo episodios de ansiedad e incluso depresión. Pues pese a a sentencias favorables, al final nadie acaba sonriendo o satisfecho, todo lo contrario, en un divorcio contencioso no hay ganadores, solo perdedores.

Emociones de los niños

Los niños son los que más sufren un divorcio por eso es muy importante pensar en ellos siempre, una buena gestión a la hora de plantear un divorcio contencioso, conseguirá que los niños sufran menos, por eso es mejor dejarse aconsejar por profesionales antes que guiarse por los instintos o por consejos de familiares o amigos, que también suelen tener una fuerte carga emocional. 

Hay que resaltar que no existen varitas mágicas, por eso hay que armarse de paciencia, de positivismo, pese a lo dura de la situación, y pensar que lo que se gane en el presente se disfrutará en el futuro.

María Jesús Barreñada - Are2 AbogadosDesde Are2 Abogados siempre recomendamos la figura de un Abogado de familia. Contamos con un amplio equipo de profesionales especializado en divorcios, herencias, separaciones, matrimonios. Ofrecemos facilidades de pago y la primera consulta es gratuita. Llámenos y concierte una cita en nuestros Despacho de Madrid 91-5472525, 902-447722, 665508441, o a través del correo are2abogados.com

Recuerda que tu Primera Consulta es totalmente GRATIS

 

 

5/5 (1)

Califica esta publicación