En ocasiones los clientes suelen preguntar nociones en relación a un tema desconocido por la mayoría como es el Derecho Canónico con relación a los procedimientos de nulidad matrimonial, por ello a través de este artículo procedemos a realizar un resumen de tal tema, no obstante si usted tienen alguna duda en relación a ello lo mejor es que contacte con nuestro despacho, y un especialista en la materia le atenderá, la primera consulta es gratuita, y además financiamos los procedimientos, puede contactar con nosotros en los teléfonos 91-5472525, 665508441 o 902-447722, o a través de nuestro correo electrónico abogados@are2abogados.com

Las principales fases del proceso de autorrealización personal

  • Concepto metafísico de persona: EL “YO” PUNTUAL llamado a autorrealizarse en diversos planos:

-. En el de la conciencia: la indeterminación se vence mediante el saber.
-. En el de la existencia: se salva mediante las decisiones.
-. En el psicológico: se salva mediante el temperamento.
-. En el sociocultural: se vence mediante la formación el proceso educativo.

  • El proceso de formación de la personalidad: el ser humano es un ser confiado a los demás.

-. La primera etapa de formación se denomina proceso embrionario donde el propio YO puntual construye su propio organismo como cuerpo de hombre o de mujer.
-. Los primeros años de vida del YO puntual son determinantes para la formación de la personalidad.
-. La familia tiene la misión de acoger la vida humana.

  • La cultura como principio de integración de la personalidad.

-. Cuando concluye el proceso de formación, el hombre tiene una personalidad, siendo alguien para sí y para los demás.
-. El resultado es una realidad integrada que a su vez se integra en una familia y una sociedad

  • La acción libre como principio de integración de la personalidad. Es la última fase, calificada como la de la autorrealización en sentido estricto.

La condición sexual de la persona

  • El hecho de que la persona no elija su condición sexuada, sino que solo pueda aceptarla o rechazarla, no supone una quiebra de la libertad personal.
  • La condición sexuada constituye un don que la persona recibe y que posibilita la libertad.
  • La persona que asume la verdad de su condición sexuada puede ejercitar el principal derecho que deriva de ella: el ius connubii.
  • Su rechazo, puede influir muy negativamente en el crecimiento integral de la persona, llegando a originar una incapacidad psíquica para constituir el matrimonio y la familia.

La persona humana: Ser llamado a la comunión

  • Como escribía Juan Pablo II, el hombre no puede vivir sin amor.
  • En la familia este amor adquiere un carácter estable como la persona misma.

-. El amor de familia conserva todas las características del amor de benevolencia o amistad, añadiendo una propia, el ser un amor debido en justicia.

  • Para la norma o principio personalista:

-. Los padres deben de amar a sus hijos.
-. Y es un deber moral y jurídico.
-. Su incumplimiento genera consecuencias jurídicas en el ordenamiento canónico.

  • El principio personalista tiene dos aceptaciones:

-. Positiva: la persona debe amar el bien del otro.
-. Negativa: la persona no debe ser instrumentalizada o utilizada como un objeto y con desprecio de su dignidad personal.
-. En ambos casos, el respeto del principio personalista

– Permite que subsista la comunión de personas precisamente porque hay respeto entre ellas.

  • Distinción entre amor de dilección y amor de concupiscencia:

-. Amor de dilección: amor que es debido entre los miembros de la familia, no se quieren en la medida en que se sienten útiles los unos para los otros.
-. Amor de concupiscencia: las personas son consideradas como un bien para quien les ama. Al no buscar el bien del otro, se convierte en amor egoísta.

Las identidades familiares

  • Concepto abstracto que abarca un conjunto de concretas identidades de la persona que tienen como característica común la de provenir de la familia.
  • Accesible desde la antropología personalista

-. Se concibe la persona humana como un ser llamado al amor y a la comunión de las personas.

  • La primera identidad familiar es la conyugal

-. De ella derivan tanto la comunidad familiar como todas y cada una de las relaciones familiares.

  • La identidad filial es un don que recibe el ser humano de sus padres.
  • La filiación solo se explica desde la relación conyugal, puesto que es una identidad relacional.

María Jesús Barreñada - Are2 Abogados
Articulo de reflexión realizado por María Jesús Barreñada Muñoz, letrado del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid, con más de 23 años de experiencia profesional.