La contracepción conyugal. En ocasiones los clientes suelen preguntar nociones en relación a un tema desconocido por la mayoría como es el Derecho Canónico con relación a los procedimientos de nulidad matrimonial, por ello a través de este artículo procedemos a realizar un resumen de tal tema, no obstante si usted tienen alguna duda en relación a ello lo mejor es que contacte con nuestro despacho, y un especialista en la materia le atenderá, la primera consulta es gratuita, y además financiamos los procedimientos, puede contactar con nosotros en los teléfonos 91-5472525, 665508441 o 902-447722, o a través de nuestro correo electrónico abogados@are2abogados.com

LA CONTRACEPCIÓN Y EL PARADIGMA BIOLÓGICO DE FAMILIA

  • La valoración moral de la contracepción del uso de métodos dirigidos directamente a la evitación de la generación de los hijos, ha dependido en gran medida del paradigma de familia de que se parta.
  • El paradigma de familia comportó la vigencia de una cultura puritana, en la que la sexualidad era contemplada principalmente desde la óptica de las funciones biológicas.

-. Sería pecado el uso de todo método dirigido a buscar el placer sexual, privando al acto de su fin natural.

  • Se acoge el paradigma biológico, que se articula a un paradigma matrimonial.

-. De su combinación surge la doctrina de los fines del matrimonio, esto es, la procreación y educación de la prole.

-. La contracepción contradecía directamente el fin primario para el que había sido instituido el matrimonio.

LA DOCTRINA DE LA ENCÍCLICA HUMANAE VITAE

  • El Papa Pablo VI afrontó el problema de la contracepción desde una perspectiva:

-. Cualquier acto conyugal debe quedar abierto a la transmisión de la vida, de manera que no pueda quedar justificada la acción contraceptiva en algunos casos en atención a la totalidad de la vida conyugal o a la teoría de la tolerancia del mal menor con el fin de evitar un mal mayor.

  • Las principales razones antropológicas contrarias a licitud de la contracepción parecen ser dos:

-. La inseparabilidad de los significados unitivo y procreador de los actos conyugales.

-. El respeto de las leyes inscritas en el ser mismo del hombre y de la mujer.

LA DOCTRINA DE LOS AUTORES PARTIDARIOS DE LA LICITUD DE LA CONTRACEPCIÓN EN EL MATRIMONIO

La encíclica ha recibido numerosas objeciones a lo largo de los años:

  • No termina de explicar la diferencia entre la contracepción y una lícita planificación familiar.
  • Según Marciano Vidal, da un paso atrás respecto a la doctrina Gaudium et spes, puesto que ésta habla de la naturaleza de la persona humana y de sus actos, y no de una naturaleza en sentido biologista.
  • Al interpretar la doctrina de la Humanae vitae en sentido biologista, el principio de la inseparabilidad de los significados unitivo y procreador queda totalmente privado de fundamento.
  • La crítica principal de José Vico Peinado consiste en afirmar que la encíclica eleva a categoría ética la función biológica, y la contradicción al admitir la licitud de los actos conyugales realizados en períodos agenésicos.
  • Su punto más débil está en la diferenciación entre los medios lícitos e ilícitos de regulación de la natalidad.

LA ILICITUD DE LA CONTRACEPCIÓN EN EL MATRIMONIO:

  • La afirmación del principio de inseparabilidad de los significados unitivo y procreador solo tiene sentido si se distingue entre función y significado del acto conyugal.
  • Principio antropológico:

-. El acto conyugal es siempre fecundo en cuanto goza de fecundidad relacional y comunional.

  • Hay dos modos de privar al acto conyugal de su fecundidad relacional:

-. Reproduccionismo: hay culturas que conciben el matrimonio solo en función de los hijos. La condición de cónyuge queda subordinada a la dimensión procreativa.

-. Anticoncepcionismo: acción que, o en previsión del acto conyugal, o en su realización, o en el desarrollo de sus consecuencias naturales, se proponga, como fin o como medio, hacer imposible la procreación.

  • Los actos contraconceptivos aunque puedan no constituir pecados en sentido formal, nunca favorecen la comunión de la pareja, sino que más bien la entorpecen y la dificultan.

DIFERENCIA ANTROPOLÓGICA ESENCIAL ENTRE LA CONTRACEPCIÓN Y LA PLANIFICACIÓN FAMILIAR RESPONSABLE

  • El ejercicio de la paternidad responsable puede llevar a recibir con amor y alegría todos los hijos que se deriven de la mutua donación amorosa o a excluir durante un cierto tiempo o para siempre el nacimiento de nuevos hijos.

-. Cualquiera de estas opciones puede ser moralmente correcta en las circunstancias particulares de un matrimonio siempre que no se olvide que la fecundidad forma parte esencial del amor conyugal y que, por tanto, su exclusión temporal o permanente debe responder a una causa proporcional al bien que se deja de hacer.

  • Hacer uso de la sexualidad cerrado a la transmisión de vida, sin que existan motivos suficientes que lo justifiquen, podría considerarse como un acto anticonceptivo por razón de la intención del fin, con independencia de los métodos o medios que se pongan para evitar la prole.

-. Si la intención es mala, el acto será ilícito aunque se empleen medios que en sí mismos no son malos.

  • Una de las principales manifestaciones de la mentalidad contraceptiva consiste en la voluntad de tener acceso carnal sin restricciones.

SÍMBOLOS Y DIABLOS:

  • La mentalidad contraceptiva con sus iconos (píldora y preservativo) y el paradigma homosexual pueden considerarse diabólicos no tanto porque sean inspirados por el maligno, sino sobre todo porque constituyen categorías contrarias a la comunión de personas:

-. Son lo contrario de los símbolos, que tienden a unir y significan la unión.

  • Símbolo y diablo son palabras que proceden de la misma raíz griega, que significa lanzar, tirar.
  • El símbolo consiste en la tensión y la intrínseca referencia entre el hombre y la mujer, ambas causadas por la acción de Dios que así les une, convirtiéndolos en una carne sola.

-. Mantiene la unidad y distinción: no se trata de una fusión sino de una conjunción.

  • El diablo significa la división, la incompatibilidad.

María Jesús Barreñada - Are2 Abogados
Articulo de reflexión realizado por María Jesús Barreñada Muñoz, letrado del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid, con más de 23 años de experiencia profesional.