La genésis de la familia en el Derecho Canónico. En ocasiones los clientes suelen preguntar nociones en relación a un tema desconocido por la mayoría como es el Derecho Canónico con relación  a los procedimientos de nulidad matrimonial, por ello a través de este artículo procedemos a realizar un resumen de tal tema, no obstante si usted tienen alguna duda en relación a ello lo mejor es que contacte con nuestro despacho, y un especialista en la materia le atenderá, la primera consulta es gratuita, y además financiamos los procedimientos, puede contactar con nosotros en los teléfonos 91-5472525, 665508441 o 902-447722, o a través de nuestro correo electrónico abogados@are2abogados.com :

  • Matrimonium in fieri: es el pacto conyugal celebrado entre el hombre y la mujer.
  • Matrimonium in facto esse: es la relación conyugal o vínculo estable constituido por el consentimiento de los esposos.

 

El pacto conyugal, causa eficiente del matrimonio y de la familia

  • La causalidad eficiente del consentimiento matrimonial:

-. El consentimiento y no la cópula conyugal es la causa eficiente del matrimonio.

-. La decisión de contraer matrimonio obedecía muchas veces a la voluntad de las familias.

-. Tras un proceso de decantación histórica se proclama que en caso de existir algún defecto esencial o de algún vicio de los reconocidos por el legislador, el matrimonio no surgiría.

-. Para que el matrimonio pueda ser válido es absolutamente necesario que haya sido creado por el consentimiento legítimo de los esposos. Si así no fuera, el matrimonio sería nulo.

  • El consentimiento puede ser entendido como pacto conyugal, cuando es bilateral y recíproco.

 

El consentimiento conyugal, como signo nupcial

  • El signo nupcial tiene que ser apto para expresar el consentimiento manifestado por los esposos.
  • El consentimiento es un acto de amor recíproco:

-. No es la facticidad de la vida conyugal lo que constituye el matrimonio, sino la comunidad que surge del pacto conyugal.

-. El consentimiento es un acto jurídico bilateral único, que requiere dos voluntades.

-. Como escribió Juan Pablo II; el amor conyugal no es solo bilateral, sino que además es necesariamente recíproco.

  • La primera cópula conyugal como acto consumativo del pacto conyugal:

-. La consumación del matrimonio es un signo sacramental del matrimonio entre bautizados.

  • El signo nupcial es comunicación entre los esposos antes que nada:

-. La consumación supone un conocimiento carnal que constituye una ulterior perfección añadida al consentimiento mediante palabras.

  • La capacidad para consumar el matrimonio:

-. La consumación no es un requisito de validez del matrimonio; los esposos son capaces de realizar el acto conyugal, pero por motivos legítimos se abstienen absolutamente de consumar el matrimonio.

-. La incapacidad copulativa es un impedimento para contraer matrimonio; la consumación no se ha producido por causa de una incapacidad para realizar el acto conyugal.

 

El objeto del pacto conyugal

  • En la tradición canónica y litúrgica, el pacto conyugal está estructurado sobre un doble signo:

-. Consentimiento expresado con palabras.

-. Primer acto conyugal.

  • El iuscorporalismo: el objeto del consentimiento se expresa con categorías contractuales.
  • El iuspersonalismo: el objeto del consentimiento consiste en un intercambio de derechos personales.

-. Presenta la relación conyugal como un peculiar vínculo jurídico nacido de un contrato sinalagmático.

  • La conyugalidad como objeto del consentimiento:

-. Conyugalidad y relación conyugal se pueden utilizar como sinónimos.

  • Libertad pacticia y objeto del consentimiento:

-. La libertad de los esposos en la determinación del objeto del consentimiento se proyecta en estas dos direcciones:

– Los contrayentes eligen la persona con la que casarse.

– Los esposos tienen derecho de ponerse de acuerdo sobre el tipo de vida matrimonial que querrán establecer, mientras se respete el contenido que por derecho natural debe mantener la relación conyugal.

-. Para el nuevo Código es contrario a la costumbre de acceder a prestar el consentimiento matrimonial poniendo condiciones:

– Cuando las condiciones son propias, el consentimiento sería nulo por el mismo hecho de haber condicionado el matrimonio a la realización de dicha condición.

– Cuando las condiciones son impropias, el ordenamiento admite la posibilidad de que puedan establecerse en el pacto conyugal pero se requiere la licencia del ordinario.

-. En conclusión:

– Para un sector de la doctrina, el respeto de la dignidad del matrimonio debería llevar a excluir todo tipo de condiciones.

– Para otros autores, es una demostración del respeto del ordenamiento canónico a la libertad;

-. Se admite la posibilidad de que el contrayente condicione la existencia del consentimiento y del matrimonio a la realización de un evento que él considera suficientemente importante.

María Jesús Barreñada - Are2 Abogados
Articulo de reflexión realizado por María Jesús Barreñada Muñoz, letrado del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid, con más de 23 años de experiencia profesional.