Continuamos con la segunda parte del articulo “La Propiedad”. Anteriormente ya explicamos su concepto y sus diversos derechos como propietario y parte del derecho de accesión. Seguimos informando de distintos punto dentro del derecho de accesión como:

Del derecho de accesión respecto a los bienes muebles

Que sucede cuando dos cosas muebles pertenecientes a distintos dueños se unen:

Artículo 375 del Código civil

Cuando dos cosas muebles, pertenecientes a distintos dueños, se unen de tal manera que vienen a formar una sola sin que intervenga mala fe, el propietario de la principal adquiere la accesoria, indemnizando su valor al anterior dueño.

Cosas que al incorporarse se reputan como principales:

Artículo 376 del Código civil

Se reputa principal, entre dos cosas incorporadas, aquélla a que se ha unido otra por adorno, o para su uso o perfección.

Que sucede si no se sabe cuál es la cosa de más valor:

Artículo 377 del Código civil

  • Si no puede determinarse por la regla del artículo anterior cuál de las dos cosas incorporadas es la principal, se reputará tal el objeto de más valor, y entre dos objetos de igual valor, el de mayor volumen.
  • En la pintura y escultura, en los escritos, impresos, grabados y litografías, se considerará accesoria la tabla, el metal, la piedra, el lienzo, el papel o el pergamino.

Casos en los que los dueños de cosas unidas pueden pedir su separación:

Artículo 378 del Código Civil

  • Cuando las cosas unidas pueden separarse sin detrimento, los dueños respectivos pueden exigir la separación.
  • Sin embargo, cuando la cosa unida para el uso, embellecimiento o perfección de otra, es mucho más preciosa que la cosa principal, el dueño de aquélla puede exigir su separación, aunque sufra algún detrimento la otra a que se incorporó.

Qué pasa si uno de los dueños de una cosa unida la ha incorporado de mala fe:

Artículo 379 del Código civil

  • Cuando el dueño de la cosa accesoria ha hecho su incorporación de mala fe, pierde la cosa incorporada y tiene la obligación de indemnizar al propietario de la principal los perjuicios que haya sufrido.
  • Si el que ha procedido de mala fe es el dueño de la cosa principal, el que lo sea de la accesoria tendrá derecho a optar entre que aquél le pague su valor o que la cosa de su pertenencia se separe, aunque para ello haya que destruir la principal; y en ambos casos, además, habrá lugar a la indemnización de daños y perjuicios.
  • Si cualquiera de los dueños ha hecho la incorporación a vista, ciencia y paciencia y sin oposición del otro, se determinarán los derechos respectivos en la forma dispuesta para el caso de haber obrado de buena fe.

Derechos del dueño de la materia empleada sin su consentimiento:

Artículo 380 del Código civil

Siempre que el dueño de la materia empleada sin su consentimiento tenga derecho a indemnización, puede exigir que ésta consista en la entrega de una cosa igual en especie y valor, y en todas sus circunstancias, a la empleada, o bien en el precio de ella, según tasación pericial.

Que sucede su por voluntad de los condueños se mezclan las cosas:

Artículo 381 del Código civil

Si por voluntad de sus dueños se mezclan dos cosas de igual o diferente especie o si la mezcla se verifica por casualidad, y en este último caso las cosas no son separables sin detrimento, cada propietario adquirirá un derecho proporcional a la parte que le corresponda atendido el valor de las cosas mezcladas o confundidas.

Que sucede si las cosas se mezclan por voluntad de uno solo de los condueños pero con buena fe:

Artículo 382 del Código civil

  • Si por voluntad de uno solo, pero con buena fe, se mezclan o confunden dos cosas de igual o diferente especie, los derechos de los propietarios se determinarán por lo dispuesto en el artículo anterior.
  • Si el que hizo la mezcla o confusión obró de mala fe, perderá la cosa de su pertenencia mezclada o confundida, además de quedar obligado a la indemnización de los perjuicios causados al dueño de la cosa con que hizo la mezcla.

Que sucede cuando una persona emplea materia suya para construcción ajena:

Artículo 383 del Código civil

  • El que de buena fe empleó materia ajena en todo o en parte para formar una obra de nueva especie, hará suya la obra, indemnizando el valor de la materia al dueño de ésta.
    • Si ésta es más preciosa que la obra en que se empleó o superior en valor, el dueño de ella podrá, a su elección, quedarse con la nueva especie, previa indemnización del valor de la obra, o pedir indemnización de la materia.
  • Si en la formación de la nueva especie intervino mala fe, el dueño de la materia tiene el derecho de quedarse con la obra sin pagar nada al autor, o de exigir de éste que le indemnice el valor de la materia y los perjuicios que se le hayan seguido.

DEL DESLINDE Y AMOJONAMIENTO

Derecho del propietario de deslinde:

Artículo 384 – Código civil

  • Todo propietario tiene derecho a deslindar su propiedad, con citación de los dueños de los predios colindantes.
  • La misma facultad corresponderá a los que tengan derechos reales.

Forma de proceder en caso de deslinde:

Artículo 385 del Código civil

El deslinde se hará en conformidad con los títulos de cada propietario y, a falta de títulos suficientes, por lo que resultare de la posesión en que estuvieren los colindantes.

Como se hace el deslinde si en los títulos de propiedad no está definido exactamente lo que le corresponde a cada uno:

Artículo 386 del Código civil

Si los títulos no determinasen el límite o área perteneciente a cada propietario, y la cuestión no pudiera resolverse por la posesión o por otro medio de prueba, el deslinde se hará distribuyendo el terreno objeto de la contienda en partes iguales.

Que sucede si los títulos de propiedad indican mayor o menor espacio del que comprende la totalidad del terreno:

Artículo 387 del Código civil

Si los títulos de los colindantes indicasen un espacio mayor o menor del que comprende la totalidad del terreno, el aumento o la falta se distribuirá proporcionalmente.

Derecho del propietario de cerrar una finca rustica:

Artículo 388 del Código civil

Todo propietario podrá cerrar o cercar sus heredades por medio de paredes, zanjas, setos vivos o muertos, o de cualquiera otro modo, sin perjuicio de las servidumbres constituidas sobre las mismas.

Que sucede si un edificio esta ruinoso:

Artículo 389 del Código civil

  • Si un edificio, pared, columna o cualquiera otra construcción amenazase ruina, el propietario estará obligado a su demolición, o a ejecutar las obras necesarias para evitar su caída.
  • Si no lo verificare el propietario de la obra ruinosa, la Autoridad podrá hacerla demoler a costa del mismo.

Que sucede si un árbol amenaza caída:

Artículo 390 del Código civil

Cuando algún árbol corpulento amenazare caerse de modo que pueda causar perjuicios a una finca ajena o a los transeúntes por una vía pública o particular, el dueño del árbol está obligado a arrancarlo y retirarlo; y si no lo verificare, se hará a su costa por mandato de la Autoridad.

Como se procede si el edificio o el árbol se cae:

Artículo 391 del Código civil

En los casos de los dos artículos anteriores, si el edificio o árbol se cayere, se estará a lo dispuesto en los artículos 1.907 y 1.908.

María Jesús Barreñada - Are2 Abogados
Articulo de reflexión realizado por María Jesús Barreñada Muñoz, letrado del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid, con más de 23 años de experiencia profesional.