Lo que pretendo hacer con este articulo, es concretar de la forma más sencilla y clara posible cual es la legislación que se aplica a los distintos procesos matrimoniales, con el objeto de que el ciudadano, no abogado, que se pueda ver inmerso en uno de estos procedimientos pueda tener una idea certera y detallada:

Tipos de procesos matrimoniales

Leyes aplicables al proceso matrimonial

  • La Constitución Española de 27 de diciembre de 1978, en los siguientes artículos.
  1. Artículo 14: Reconoce que los españoles son iguales ante la Ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social.
  2. Artículo 32: Establece que el hombre y la mujer tienen derecho a contraer matrimonio con plena igualdad jurídica y que para contraerlo, los derechos y deberes de los cónyuges, las causas de separación y disolución y sus efectos.
  • La Ley 30/81, de 7 de julio, modificó el Código Civil para adaptar la regulación del matrimonio a los principios de la CE.
  • La Ley 15/2005, de 8 de julio, ha abordado la reforma de los preceptos sustantivos que disciplinan la separación y el divorcio: Esta reforma legal tiene las siguientes pretensiones:
  • Trata de ampliar el ámbito de libertad de los cónyuges en lo relativo al ejercicio de la facultad de solicitar la disolución de la relación matrimonial.
  1. Tipos de Procesos Matrimoniales- Ley Aplicable a los distintos tipos de Procesos MatrimonialesEsta es la causa por la que no hay que detallar de forma exhaustiva, cual es la causa del divorcio, como sucedía hasta ese momento, sino que basta con que uno de los esposos no desee la continuación del matrimonio para que pueda demandar el divorcio, sin que el demandado pueda oponerse a la petición por motivos materiales, y sin que el Juez pueda rechazar la petición, salvo por motivos personales, claro está que el divorcio también puede ser solicitado de mutuo acuerdo por ambos cónyuges.
  2. Trata de ser más rápida en la resolución de las situaciones de crisis matrimonial y en el ejercicio de la facultad de solicitar la disolución del matrimonio.
  3. Por ello, aunque se mantiene la separación judicial como figura autónoma para aquellos casos en que los cónyuges decidan no optar por la disolución del matrimonio, se admite la disolución del matrimonio por divorcio sin necesidad de previa separación de hecho o judicial.
  4. Así mismo, con el objeto de procurar la mejor protección del primordial interés merecedor de protección como es, el interés de los menores.
  5. La reforma pretende evitar en mayor medida las consecuencias que derivan de la separación y el divorcio para todos los miembros de la familia.
  6. Tiene por objetivo mantener la relación y el diálogo entre todos los miembros de la familia por ello :
  1. Refuerza la libertad de decisión de los padres respecto del ejercicio de la patria potestad, guarda y custodia de los hijos menores o incapacitados.
  2. Trata de conseguir que los padres sean conscientes de su responsabilidad para con sus hijos continúa a pesar de la separación o el divorcio y que la nueva situación les exige un mayor grado de diligencia en el ejercicio de la potestad.
  3. Por ello prevé expresamente que los cónyuges puedan acordar en el convenio regulador que necesariamente han de acompañar a la petición de separación o divorcio consensual, que el ejercicio de la patria potestad: Se atribuya exclusivamente a uno de ellos; o bien a ambos de forma compartida.
  4. Así mismo, con el fin de reducir las consecuencias derivadas de una separación o divorcio para todos los miembros de la familia, mantener la comunicación y el diálogo, y en especial garantizar la protección del interés superior del menor, se establece la mediación como un recurso voluntario alternativo de solución de los litigios familiares por vía de mutuo acuerdo con la intervención de un mediador, figura que cada vez tiene más importancia, y aun tendrá en un futuro muy próximo mas, ya que las relaciones entre los cónyuges se rompen, pero no tienen porque romperse las relaciones de los padres con los hijos.

Artículo de reflexión realizado por María Jesús Barreñada Muñoz, abogada experta en derecho de familia, abogada mediadora y miembro de la Asociación Española de Abogados de Familia.