Maternidad subrogada. Cuando una pareja carece de la posibilidad de procrear por métodos naturales se le abren un abanico de opciones que van desde la adopción a la maternidad subrogada, hoy queremos hablarte de la maternidad subrogada, una opción de embarazo que requiere de diferentes tipologías y que puede llegar a ser una solución para los problemas de esterilidad.

¿Qué es maternidad subrogada?

Definimos como maternidad subrogada a aquel tipo de embarazo en el que una mujer queda en estado de gestación, para luego dar a luz pero el bebé pertenece de forma genética y legal a otros padres.

También es conocido como “vientre de alquiler” o “mamá de alquiler”

Técnicas que se emplean en la maternidad subrogada

Fecundación in Vitro.

Es un tipo de fecundación que se realiza fuera del cuerpo de la madre, extrayendo los ovocitos del cuerpo materno y mezclándolos con los espermatozoides en un medio líquido. Una vez fecundado el ovocito y tenemos el pre embrión, éste se instala en el útero de la mujer, y una vez anidado, permanecerá allí durante el desarrollo y el parto.

Inseminación artificial

La inseminación artificial es una técnica usada por la medicina reproductiva que consiste en la colocación en el útero de una mujer de una muestra de semen, tratada en un laboratorio, con el propósito de incrementar las posibilidades de fecundación del óvulo, facilitando el encuentro entre ambos.

Tipos de maternidad subrogada

La tipología de este tipo de maternidad difiere en función del objetivo de la madre que queda embarazada o la composición genética del propio bebé.

  • Rutinaria. La madre que queda embarazada gesta su propio óvulo, pero los espermatozoides son aportados por un donante. En estos casos la fecundación del óvulo se suele concebir mediante inseminación artificial o fecundación in vitro.
  • Gestacional. En este tipo de maternidad subrogada no existe la relación genética con el bebé. Por tanto los espermatozoides como los óvulos vienen aportados por la pareja externa.

La fecundación suele ser in vitro. Según la relación económica que existan entre las partes pueden existir dos tipologías:

  • Altruista. La madre de alquiler lo hace de forma desinteresada, sin ningún tipo de compensación económica. Aunque los padres biológicos se encargan de todos los gastos del embarazo (médicos y legales).
  • Compensada. En este tipo de subrogación existe una transición económica. La pareja externa se hace cargo de todos los gastos, médicos y legales, y a aparte existe una compensación económica pactada de ante mano.

María Jesús Barreñada - Are2 AbogadosCómo despacho especializado en Derecho de Familia recomendamos la figura de un Abogado de familia para asesoramiento legal en todas sus inquietudes familiares. Desde el Despacho se ofrece facilidades de pago y la primera consulta es gratuita. Llámenos y concierte una cita en nuestros Despacho de Madrid 91-5472525, 902-447722, 665508441, o a través del correo are2abogados.com

Recuerda que tu Primera Consulta es totalmente GRATIS

4.38/5 (8)

Califica esta publicación