Mediación Familiar principales puntos a destacar y preceptos legales:

Mediación Familiar en el proceso de separación o divorcio

La importancia de la mediación familiar en los procesos de separación y/o divorcio: Debemos de efectuar las siguientes consideraciones:

  1. La mediación familiar no es un proceso entre adversarios, sino muy por el contrario una forma de ayuda entre las personas que quieren separarse o divorciarse, a fin de poder proporcionarles la ayuda necesaria, para que puedan alcanzar acuerdos, que sean beneficiosos para ambos.
  2. La mediación familiar ayuda a identificar los temas claves tales como:
    1. La repartición de los bienes, derechos y obligaciones.
    2. Atención y necesidades de los hijos.
  3. Eliminar el doloroso ambiente de ganadores/perdedores que forma parte de los divorcios resueltos por el sistema judicial.
  4. Se busca a través de este sistema de forma consensuada una solución razonable; ninguna de las dos partes debe ganar a costa de la otra.
    1. Las soluciones han de surgir del proceso con un acuerdo creado y aceptado por las dos partes.
  5. El proceso se puede centrar en la mediación familiar en todos los temas, o tan solo hacerlo en relación a puntos concretos como pueden ser:
    1. Reparto de los bienes.
    2. Las pensiones de alimentos.
    3. La pensión compensatoria.
    4. El régimen de visitas.
  6. Los miembros de la pareja siguen siendo los que aconsejados, por el mediador, pueden tomar sus propias decisiones, sin ser un extraño, en este caso un juez, quien decida por ellos. Hay que pensar que cada familia es un mundo, y por mucho que los jueces sepan de temas legales, lo mejor es poder llegar a una solución consensuada, a través de un mediador, por los cónyuges.

Objetivos de la mediación familiar

  1. Ayudar a los progenitores que están inmersos en una ruptura familiar a que tomen decisiones pactadas, evitando batallas entre ellos.
  2. Facilitar a los progenitores el contacto con los hijos; a compartir las funciones paterno-filiales a partir de una situación nueva: ruptura de pareja y de convivencia.
  3. La mediación familiar es una alternativa al litigio judicial; reduce el desgaste emocional, alcanza a lo económico, y puede llegar a ser más satisfactorio que el proceso judicial.
  4. Los acuerdos que se pueden alcanzar, suelen ser más duraderos en el tiempo y su cumplimiento, siempre es mucho mejor, porque el acuerdo que se alcanza, es el que realmente se puede cumplir.
  5. La mediación familiar, apunta y apuesta a la reestructuración familiar.

Hijos, su intervención o no, en la mediación familiar

En cuanto a los hijos, si deben de participar o no en la mediación, no se puede establecer un criterio genérico, sino que debe de ser el propio mediador, quien determine si deben de participar o no en ella. Por ello lo mejor que debe de hacer si tiene pensado acudir a un procedimiento de mediación, lo mejor que puede hacer es contactar con un despacho de abogados expertos en temas de mediación. Si quiere contactar con nosotros lo puede hacer a través del teléfono 91-5472525, 902-447722, 665508441, y uno de nuestros abogados especializados en temas de mediación familiar estudiara su caso. La primera consulta es gratuita, y le financiamos el procedimiento si usted lo desea, también puede contactar con nosotros a través de mail abogados@are2abogados.com.

El Despacho de abogados Are2 Abogados te proporciona la primera consulta gratis

 

Artículo de reflexión realizado por María Jesús Barreñada Muñoz, abogada experta en derecho de familia, abogada mediadora y miembro de la Asociación Española de Abogados de Familia.