Artículo de opinión realizado por María Jesús Barreñada Muñoz, letrado del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid, con más de 23 años de experiencia profesional.

En ocasiones en nuestro despacho, tenemos consultas relacionadas con el tema de cómo se organizan los Tribunales Eclesiasticos, para el tema de las nulidades matrimoniales, por ello procedo a realizar un breve esquema sobre el tema.

Principios de la organización

o    Multiplicidad de Tribunales del mismo grado

o    Pluralidad de grados

o    Criterio de atribución de competencias es el principio de territorialidad

o    De mutua ayuda entre Tribunales: Auxilio judicial

Clases de Tribunales

Tribunales Diocesanos o de primera instancia

  • En cada diócesis, para todas las causas no exceptuadas por el derecho de forma expresa, el juez de primera instancia es el obispo diocesano, como establece el c. 1419.
  • El obispo puede ejercer la potestad judicial por sí mismo o por medio de otros
  • Todo obispo diocesano debe nombrar un vicario judicial u oficial con potestad ordinaria de juzgar (c. 1420&1)
    • El vicario judicial constituye un solo tribunal con el obispo.
    • Al vicario judicial pueden designársele unos ayudantes denominados vicarios judiciales adjuntos o vice oficiales, todos tienen que ser, sacerdotes, de buena fama, doctores o al menos licenciados en derecho canónico, con no menos de treinta años de edad.

Tribunales interdiocesanos o regionales

El c.1423 y el art. 23 DC contemplan la posibilidad de que varios obispos diocesanos constituyan, de común acuerdo, un único Tribunal de Primera Instancia para sus diócesis, con aprobación de la Santa Sede.

La creación del Tribunal interdiocesano requiere:

  • Acuerdo de los obispos diocesanos.
  • Petición común de dichos obispos, dirigida a la Signatura Apostólica.
  • Decreto de elección del Tribunal interdiocesano por la Signatura Apostólica
  • En España hay dos Tribunales interdiocesanos: el de Zaragoza y el de Sevilla

Tribunales de segunda instancia

Del tribunal diocesano de Primera Instancia se apela al Metropolitano

Cuando la causa se conoce en primera instancia ante el metropolitano, la apelación se interpone ante el tribunal que él mismo haya designado de modo estable, con aprobación de la Sede apostólica

Si hay un Tribunal interdiocesano, la conferencia Episcopal, debe establecer un Tribunal de Segunda Instancia, a no ser que todas aquellas diócesis sean sufragáneas de la misma archidiócesis.

1-  El Tribunal Interdiocesano de primera instancia está integrado por diócesis de la misma provincia eclesiástica. El Tribunal de apelación es el Metropolitano

2-  Las diócesis que constituyen el Tribunal interdiocesano pertenecen a la misma archidiócesis pero entre ellas está también la diócesis metropolitana. El tribunal de apelación será el que establezca la conferencia Episcopal.

3-  El tribunal regional está constituido por diócesis que pertenecen a distintas provincias eclesiásticas. La conferencia Episcopal, con aprobación de la Sede Apostólica (la Signatura Apostólica) establecerá un Tribunal de Segunda Instancia.

4-  Fuera de estos casos, la Conferencia Episcopal, con aprobación de la Santa Sede, puede constituir uno o más Tribunales de Segunda Instancia

Tribunales de la Santa Sede

  1. El romano pontífice: Es el juez supremo de todo el orbe católico, y dicta sentencia o personalmente o mediante los tribunales ordinarios de la sede Apostólica, o por jueces en los que delega.
  2. La Rota Romana: Es el Tribunal ordinario constituido por el romano pontífice para recibir apelaciones.

La Rota Romana juzga:

1º “En segunda instancia, las causas sentenciadas por Tribunales ordinarios de primera instancia y que hayan sido elevadas a la Santa Sede por apelación legítima”

2º” En tercera o ulterior instancia, las causas ya juzgadas por la misma Rota Romana o por cualquier otro tribunal, a no ser que hayan pasado a cosa juzgada”

En primera instancia las causas previstas en el c.1405&3

Tribunal Supremo de la asignatura Aposólica

“ La sección primera ejerce funciones de control sobre la administración de justicia, concretamente de la Rota

“La sección segunda conoce de los recursos contencioso-administrativos originados por actos de la potestad administrativa y de los conflictos de competencia entre los dicasterios de la Curia, así como otros asuntos que le encomiende el papa.

No es propiamente un Tribunal de apelación. Sus competencias son de tres tipos:

  1. Materia judicial
  2. Materia contencioso-administrativo
  3. Materia administrativa

El Tribuna de la Rota de la Nunciatura Apostólica en España

Regulado por las Normas orgánicas y procesales del Tribunal de la Rota de la Nunciatura Apostólica en España aprobadas por Juan Pablo II. Es un tribunal colegiado y ordinario constituido en Madrid para recibir las apelaciones contra las sentencias eclesiásticas pronunciadas en España. Depende del nuncio apostólico y consta de siete jueces

Todos ellos son nombrados por el nuncio apostólico después de tener el consentimiento del tribunal Supremo de la signatura Apostólica.

Competencia del Tribunal

  • Juzga en primera instancia las causas que el nuncio, a petición del obispo competente de la causa, le confía por graves razones
  • En segunda instancia, las causas que provienen de haber sido juzgadas en primera instancia por los metropolitanos o arzobispados dependientes inmediatamente de la santa Sede.
  • En tercera instancia, las causas juzgadas por los metropolitanos, Tribunales interdiocesanos de segunda instancia o por la misma Rota en segunda instancia
  • En ulterior instancia, las causas que requieran nueva proposición de ellas, si proceden de la misma Rota, de los Tribunales metropolitanos o interdiocesanos de Segunda Instancia.

El romano pontífice

Es derecho exclusivo del romano pontífice juzgar: A quienes ejercen la autoridad suprema de un estado

  • A los cardenales
  • A los legados de la sede Apostólica y, en las causas penales, a los obispos

Otras causas que el mismo haya avocado a sí.