Disolución de la copropiedad de una vivienda mediante subasta judicial

En ocasiones nos vemos en la situación de ser copropietarios de algún bien inmueble, pudiendo este ser adquirido de diversos modos: mediante la compra o hipoteca de una vivienda en pareja, por medio del reparto de una herencia familiar, a través de la adquisición de un inmueble entre inversores etc.

¿Que ocurre si un copropietario quiere dejar de serlo?

Puede darse el caso de que alguno de los copropietarios desee dejar de serlo, queriendo rescindir por completo tanto los derechos como las obligaciones. En el caso de querer salir de dicha cotitularidad y no llegar a un acuerdo mutuo con los cotitulares, resultaría necesario el buen asesoramiento de un abogado. Si la controversia continuase, el método a emplear, sería la realización de una subasta judicial para la disolución de condominio. Donde el copropietario puede solicitar la división de la cosa común.

Pero en los supuestos en los que la cosa común fuere un bien inmueble como una vivienda por ejemplo, no sería posible la división de la cosa, ya que en este caso es indivisible y se procedería a la petición de venta o subasta judicial, donde en el caso de no llegar a un acuerdo para la fijación del precio de salida del bien, el bien pasaría a ser tasado por un perito o un tasador judicial y se procedería a la realización del proceso de puja, en el cual, el postor que ofrezca el valor monetario más elevado será el nuevo adjudicatario del bien en cuestión. Una vez obtenido un comprador, el dinero recuperado pasaría a ser repartido entre los titulares en las proporciones correspondientes.

¿Que ocurre si no existe ninguna persona interesada?

En el supuesto de que no existiera postor ajeno, el copropietario podría adjudicarse el bien por el 50% del valor de tasación por el que el bien hubiera salido a subasta. Si el bien subastado estuviera hipotecado, los copropietarios seguirían conservando los derechos de hipoteca, con lo cual, la posición del Banco hipotecario no saldría perjudicada. Y para extinguir la obligación con el banco, estos deberían realizar una modificación de titularidad de la hipoteca referente al bien para cambiar la cotitularidad y poner al nuevo adquirente del bien sujeto a la hipoteca como nuevo titular.

 

Este articulo ha sido redactado por Maria Jesus Barreñada Muñoz, perteneciente al despacho ARE-2 Abogados, www:are2abogados.com, en nuestro despacho la primera consulta es gratuita, y además financiamos los procedimientos, por ello si tienen alguna duda en relación con esta materia lo mejor es que contacte con nosotros en los teléfonos 91-5472525, 902-447722, 665508441, o a través del correo are2abogados.com . Si tienen cualquier duda o requieren información, no duden en ponerse en contacto con nosotros, estaremos encantados de atenderles. La primera consulta es totalmente gratuita y sin compromiso.