¿Qué es un activo financiero?

Un activo financiero es “un instrumento financiero que concede a su comprador el derecho a recibir ingresos futuros por parte del vendedor. Es decir, es un derecho sobre los activos reales del emisor y el efectivo que generen”.

Características principales de los activos

Los activos financieros son productos destinados a la compra y venta y en este proceso intervienen tres características:

Liquidez

La liquidez de un activo financiero es aquella que permite transformar el activo en dinero en un plazo de tiempo corto, sin que tambalee la rentabilidad y sin que produza perdidas. O lo que es lo mismo, la liquidez sería la capacidad de venta rápida y efectiva.

Rentabilidad

Es la ganancia que se obtiene al comprar un activo. Por lo general, a mayor rentabilidad mayor riesgo asociado al activo. Cuándo existe un bajo riesgo el emisor ofrece una menor rentabilidad; por el contrario, cuándo existe un alto riesgo el emisor ofrece una alta rentabilidad para así poder encontrar inversores que acepten el alto riesgo.

Riesgo

Ocurre cuando el emisor del activo  no es capaz de cumplir con las obligaciones contraídas con el comprador.

Tipos de activos financieros

Existen diferentes tipos de activos financieros que se clasifican de la siguiente forma:

Activos financieros según liquidez

Podemos definir seis categorías distintas que, a su vez, contienen varios tipos de activos financieros. La liquidez es la capacidad de convertir el activo en dinero sin sufrir pérdidas.

Las categorías son las siguientes:

  • Dinero en circulación legal
  • Dinero en bancos: depósitos bancarios, cuentas corrientes, cuentas de ahorro, etc.
  • Pagarés: pagarés emitidos por empresas privadas
  • Deuda pública: bonos y letras del tesoro público, que son activos financieros emitidos por el gobierno como medio de financiación. Los hay a corto, mediano y largo plazo.
  • Renta fija: similar a la deuda pública pero son activos emitidos por empresas privadas.
  • Acciones: son activos financieros de renta variable, emitidos por empresas privadas cuyos dividendos se ven afectados por diversos factores.

Activos financieros según emisor

Por otro lado, si se toma a la persona o al ente que emite el activo financiero como categoría para clasificarlos encontramos cuatro tipos generales:

  • Bancos centrales
  • Tesoro público
  • Bancos privados y entidades financieras
  • Empresas privadas (que no se encuentren dentro del sector bancario o financiero).

 

Activos financieros según renta fija o variable

Los activos de renta fija son aquellos  de pagos es fijo, tanto en fechas como en la cantidad a pagar en cada punto.

Al firmar el contrato, tanto el inversor como el receptor conocen los pagos que van a recibir en el futuro, y el flujo de dinero que resulta se llama “interés”.

Dentro de los activos financieros se encuentran los bonos, las letras de cambio, pagarés y cualquier endeudamiento.

Los de renta variable, en cambio, son los que no tienen derechos de pago fijos establecidos por contrato.

El inversor no sabe nunca el momento en el que va a recibir el dinero ni la cantidad que se le dará.

A esto  se le denomina dividendos y, normalmente, no hay un vencimiento del contrato preestablecido. En esta categoría los activos financieros más comunes son las acciones.

Are2 Abogados | Bufete de Abogados | Derecho Civil

María Jesús Barreñada - Are2 Abogados
Nuestro bufete los Abogados cuenta con una dilatada experiencia en el ejercicio profesional.

Se encuentran altamente especializados en las diferentes áreas del Derecho, formando un equipo multidisciplinar. 

Contacta con Are2 Abogados especialistas en Derecho Civil.