¿Cómo funcionan los bonos convertibles?

Los bonos convertibles son productos de renta fija que puede convertirse en acciones, es decir, en productos de renta variable.

Se trata de híbridos entre deuda y capital donde el inversor recibe un interés fijo y, además, según el caso, cuenta con la opción de convertir sus bonos en acciones de la entidad emisora.

Los bonos convertibles tienen las mismas características que un bono ordinario, pero que además otorgan el derecho a cambiarlo por acciones si se cumplen unas determinadas situaciones.

Ofreciendo una amplía flexibilidad para el inversor, este tipo de productos permiten cambiar desde la renta fija hacia un producto de renta variable, por lo que es considerado como un producto financiero mixto.

Tipos de bonos convertibles

Existen tres principales tipos de bonos convertibles:

Clásicos

Estos incorporan un derecho de conversión (que puede ejecutarse o no, a decisión del inversor) que transforma los bonos convertibles de la cartera del inversor en acciones (de la misma empresa generalmente).

La empresa emisora de bonos convertibles ofrece un precio de conversión a los inversores, que estos aceptarán o no, dependiendo de su vencimiento, expectativas de crecimiento, precio ofrecido…

Convertibles

Estos bonos son los que conllevan una conversión del bono en acciones de manera voluntaria, tal y como su propio nombre indica.

Su funcionamiento es similar a las clásicas, pero en el vencimiento del bono, el inversor se verá obligado a convertir a accionista de la empresa.

Bonos convertibles

Bonos convertibles

Contingente convertible

Su funcionamiento es análogo a las clásicas pero se pueden convertir en forzosos si se dan unas condiciones.

Estos bonos presentan el derecho a ser transformados en acciones a voluntad del inversor, pero si se dan una serie de contingencias negativas para la, éstos pasarían a ser obligados a convertir en acciones.

Los bonos convertibles, por su naturaleza, son capaces de ofrecer buenos en buena parte de los escenarios que puede presentar un mercado.

Si se tiene en cuenta el riesgo que se asume y la rentabilidad que ofrecen, los bonos convertibles son más rentables que otras clases de activos.

Otra de las ventajas destacadas de los bonos convertibles es que son una fuente potencial de rentabilidad.

Bonos canjeables

Un bono canjeable es un bono, es decir, un instrumento de renta fija, emitido por una entidad privada para obtener financiación.

Se diferencia del resto de bonos en que, además de los derechos que otorgan estos títulos, existe la posibilidad de convertir el valor del bono en acciones ya existentes de la empresa, que forman parte de la autocartera de la entidad emisora.

En caso de que la entidad financiera que comercializó los bonos convertibles no cumpliera con su deber de diligencia e información transparente, se puede interponer una reclamación judicial, cuyo resultado en caso de estimarse procedente será la devolución al consumidor o inversor del capital invertido en los referidos bonos, así como los intereses legales que procedieran.

Are2 Abogados | Bufete de Abogados | Derecho Civil

María Jesús Barreñada - Are2 Abogados
Nuestro bufete los Abogados cuenta con una dilatada experiencia en el ejercicio profesional.
Se encuentran altamente especializados en las diferentes áreas del Derecho, formando un equipo multidisciplinar. 

Contacta con Are2 Abogados especialistas en Derecho Civil.

Recuerda que tu Primera consulta es totalmente GRATIS

5/5 (1)

Calificanos