¿Qué significa el termino moroso?

Son ficheros de titularidad privada en los que se recogen datos de carácter personal de clientes que tienen pendiente el pago de determinadas deudas con el fin de garantizar el buen fin de la actividad empresarial

Está recogido en la Ley de Protección de Datos de Carácter Personal en los art. 20 y 25 que dice:” tiene por objeto garantizar y proteger, en lo que concierne al tratamiento de los datos personales, las libertades públicas y los derechos fundamentales de las personas físicas, y especialmente de su honor e intimidad personal y familiar”.

Estar incluido en un fichero de morosos puede convertirse en un impedimento a la hora de solicitar un crédito, la financiación para la adquisición de cualquier bien o el alta en cualquier compañía de servicios.

En España los registros de morosos mas conocidos son el ASNEF, o Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito (entidades financieras, compañías telefónicas, aseguradoras, empresas de suministros…)

Y el RAI, o Registro de Aceptaciones Impagadas, que únicamente recoge datos de personas jurídicas.

Tipos de morosos

Aunque todos los morosos son considerados deudores, existen de morosos que a continuación detallaremos:

Morosos intencionales

Hace referencia a aquellos morosos que están en condiciones de pagar pero que no quieren hacerlo.

Se aprovechan de la buena disposición de sus acreedores para retrasar el pago el máximo tiempo posible. Algunos de ellos pagan después de transcurrido un buen tiempo, pero otros simplemente nunca pagan.

Morosos negligentes

Los deudores que no muestran interés en saber cuánto es su saldo pendiente. Gastan la liquidez con la que disponen en otros asuntos en lugar de cancelar sus deudas.

Morosos despreocupados

Debido a la desorganización de su gestión administrativa, son los deudores que ni siquiera saben que tienen un saldo pendiente por pagar.

Puede ocurrir que tengan voluntad de pagar, pero como son desorganizados olvidan sus responsabilidades financieras.

A ellos se les debe enviar recordatorios de pagos días antes del vencimiento de la deuda o cuota.

Morosos fortuitos

Son aquellos que no pueden cumplir con sus pagos en las fechas establecidas porque carecen de liquidez u otro medio de pago en forma temporal.

Cuando existe este tipo de clientes morosos se recomienda alargar los plazos, ya que así tendrán mas tiempo para cumplir con el pago si se les concede tiempo y facilidades para cancelar la deuda.

Registro de morosos

Registro de morosos

Morosos circunstanciales

Aquellos que bloquean voluntariamente el pago al detectar un error o falla en los productos o servicios adquiridos.

La gran mayoría de estos clientes terminan pagando una vez solucionado el inconveniente.

Indemnización registro de moroso

Puede ocurrir que no se hayan cumplido los requisitos legales para que tus datos consten en el registro de morosos.

En este caso es posible que un Tribunal de Justicia te otorgue una indemnización por vulneración de tu derecho al honor.

Dicha información queda recogida en la Sentencia de Pleno de la Sala Primera del Tribunal Supremo de 24 de abril de 2009 y dice que “cuando un ciudadano particular o profesionalmente comerciante, se ve incluido en dicho registro, lo cual le afecta directamente a su dignidad, interna o subjetivamente e igualmente le alcanza, externa u objetivamente en la consideración de los demás, ya que se trata de un imputación de un hecho consistente en ser incumplidor de su obligación pecuniaria que, como se ha dicho, lesiona su dignidad y atenta a su propia estimación, como aspecto interno y menoscaba su fama, como aspecto externo”.

Are2 Abogados | Bufete de Abogados | Derecho Civil

María Jesús Barreñada - Are2 Abogados
Nuestro bufete los Abogados cuenta con una dilatada experiencia en el ejercicio profesional.
Se encuentran altamente especializados en las diferentes áreas del Derecho, formando un equipo multidisciplinar. 

Contacta con Are2 Abogados especialistas en Derecho Civil.

Recuerda que tu Primera consulta es totalmente GRATIS

4.5/5 (2)

Calificanos