¿En qué consisten los Delitos de Insolvencia punible?

El delito de insolvencia punible, es aquel que se produce cuando encontrándose un deudor en una situación de insolvencia actual o inminente, realice actos fraudulentos que perjudiquen los intereses de los acreedores.

Es presupuesto del delito que el deudor se encuentre en una situación de “insolvencia actual o inminente”.

Se encuentra en estado de insolvencia actual el deudor que no puede cumplir regularmente sus obligaciones exigibles; y en insolvencia inminente, el deudor que prevea que no podrá cumplir regular y puntualmente sus obligaciones.

Modalidades de Insolvencia punible

En este tipo de delitos existen dos tipos de modalidades:

Casual

La causal consiste en que el deudor produce, por la realización de una serie de conductas típicas, el estado de bancarrota en el que se encuentra.

No causal

No requiere que el deudor provoque su insolvencia sino que basta, para apreciar que hay un crimen, el mero hecho de que lleve a cabo estas conductas prohibidas en un momento de crisis.

Con la reforma del Código Penal por la Ley Orgánica 1/2015, el Legislador ha sustituido la anterior cláusula general por un elenco de conductas típicas fácilmente identificables.

Acciones que afectan al patrimonio del deudor

Se trata de que el deudor actúe sobre su propio activo o pasivo para enriquecerse de forma ilícita.

Delitos contables

O lo que es lo mismo, acciones vinculadas a la infracción de deberes mercantiles relativos a la contabilidad, documentación o cuentas anuales.

El deudor en crisis persigue el resultado de impedir o dificultar el examen o la comprensión de su situación patrimonial o financiera real.

Cualquier otra conducta que infrinja gravemente el deber de diligencia

Se trata de una “cláusula de cierre” o “cajón de sastre”, que el legislador ha previsto con el finalidad de evitar la ausencia de reproche penal de aquellas conductas no encuadrables en los casos descritos con anterioridad.

Para aquellos casos en los que se afecte a una generalidad de personas, el perjuicio económico sea superior a 600.000 € o al menos la mitad del importe de los créditos tengan como titulares a la Hacienda Pública y la Seguridad Social, las penas serán mayores.

Fraude a acreedores

Es una acción maliciosa encaminada a dificultar que los acreedores cobren sus deudas.

Se produce la presencia del elemento subjetivo consistente en la conciencia o conocimiento por el deudor de que con ese acto se perjudica el derecho de los acreedores

Para que dicha acción prospere, deben concurrir las siguientes circunstancias:

  • Existencia de un crédito a favor del acreedor y en contra del deudor.
  • Realización de un acto de enajenación por parte del deudor en beneficio de un tercero.
  • Intención fraudulenta por parte del deudor.
  • La acción rescisoria deba ser ejercitada en modo subsidiario.
  • Que la acción se ejercite dentro del plazo de caducidad de cuatro años.
Delitos de Insolvencia punible

Delitos de Insolvencia punible

El plazo para el ejercicio es de cuatro años, según establece el artículo 1.299 del C.C., que se contabiliza a partir de la fecha en que quede acreditada la carencia de bienes en el patrimonio del deudor para que el acreedor pueda hacer efectivo su derecho.

Este tipo de delito sólamente beneficia al acreedor demandante. Si se recupera más importe, no se produce un beneficio directo para los otros acreedores como si se estuviese en un procedimiento concursal. Deberán reclamar por su parte.

Are2 Abogados | Bufete de Abogados | Derecho Civil

María Jesús Barreñada - Are2 Abogados
Nuestro bufete los Abogados cuenta con una dilatada experiencia en el ejercicio profesional.

Se encuentran altamente especializados en las diferentes áreas del Derecho, formando un equipo multidisciplinar. 

Contacta con Are2 Abogados especialistas en Derecho Civil.

4.5/5 (2)

Calificanos