¿Qué es la nulidad matrimonial?

La nulidad matrimonial consiste en la invalidación del matrimonio, proceso mediante el cual se puede demostrar que antes de casarse existían motivos muy importantes, que hicieron el matrimonio nulo. La podrán reclamar cualquiera de los conyugues que contrajeron matrimonio por la iglesia. En el caso de que el matrimonio tenga hijos, no habrá problemas para reclamar la nulidad matrimonial.

Motivos para obtener la nulidad matrimonial

El código de Derecho Canónigo puede declarar un matrimonio no valido por diferentes causas y las divide en tres grandes grupos

El consentimiento matrimonial se expresa sin formalidades prescritas para su validez

El matrimonio se celebro sin consentimiento de un sacerdote o sin testigos. La ceremonia eclesiástica exige la presencia de dos testigos.

Los contrayentes no están habilitados para celebrar el matrimonio

A esto nos referimos cuando por ejemplo uno de los conyugues era menor de edad en el momento en el que se firmo el contrato o bien uno de ellos dispone de impedimento de impotencia.

Si existen vicios de consentimiento

Hace referencia a las circunstancias internas que afectan a la voluntad de quienes vayan a contraer matrimonio. Dentro de este grupo nos encontramos antes diversas causas que hacen que el matrimonio pueda considerarse nulo.

La incapacidad psíquica, uno de los conyugues es homosexual y no puede satisfacer las necesidades de su pareja. O por ejemplo el caso en el que cualquiera de los conyugues presenta una adicción(alcohólico, drogadito). O cuando existe engaño o daño en la pareja. En estos casos el matrimonia se convierte en no valido.

Nulidad del matrimonio civil

Es una cuestión que aparece tipificada en el artículo 73 del Código Civil donde se indica en que casos se puede declarar un matrimonio civil nulo.

Un juez podría considerar nulos los siguientes matrimonios:

  • Aquellos matrimonios celebrados sin consentimiento matrimonial.
  • Matrimonio celebrados entre:
  • Menores de edad no emancipados.
  • Los que estén ligados con vínculo matrimonial.
  • Los parientes en línea recta por consanguinidad o adopción.
  • Los colaterales por consanguinidad hasta el tercer grado.
  • Los condenados por haber tenido participación en la muerte dolosa del cónyuge o persona con la que hubiera estado unida por análoga relación de afectividad a la conyugal.

Como hemos dicho, para que un matrimonio sea válido deberá existir consentimiento entre ambos. La voluntad libre y conscientemente declarada, realizada por una persona con la voluntad de constituir el vínculo matrimonial.

Por lo que, podemos entender que falta el consentimiento cuando la manifestación de voluntad es emitida por persona que carece de la capacidad natural para consentir.

Esta falta de capacidad puede derivar de cualquier perturbación de orden psíquico o por haber sido realizada en momento de enajenación del declarante.

El artículo 48 del Código Civil recoge una excepción que dice lo siguiente:” “El Juez podrá dispensar, con justa causa y a instancia de parte, mediante resolución previa dictada en expediente de jurisdicción voluntaria, los impedimentos de muerte dolosa del cónyuge o persona con la que hubiera estado unida por análoga relación de afectividad a la conyugal y de parentesco de grado tercero entre colaterales”.

  • Los matrimonios que se contraigan sin la intervención del Juez de Paz, Alcalde o Concejal, Secretario judicial, Notario o funcionario ante quien deba celebrarse, o sin la de los testigos.
  • Matrimonios contraídos por coacción o miedo grave.
  • Aquellos matrimonios celebrados por error en la identidad de la persona del otro contrayente o en aquellas cualidades personales que, por su entidad, hubieren sido determinantes de la prestación del consentimiento.

Existen también otras causas que justifican la nulidad del matrimonio civil que a continuación detallaremos:

Error obstativo

Supone la falta de consentimiento matrimonial, en la medida en la que el otorgante desconoce la trascendencia jurídica y el alcance de la declaración que está efectuando.

De modo que su presencia impide la formación del consentimiento, dada precisamente la falta del mismo.

Matrimonio de conveniencia

Conlleva la privación o modificación de los efectos esenciales del matrimonio, llevada cabo por pacto entre los contrayentes (acuerdo simulatorio).

Se requiere que los que aparentan celebrar el matrimonio tengan la intención fraudulenta de engañar a los demás, de no aceptar los fines o las obligaciones derivadas del matrimonio, creando una apariencia matrimonial.

Normalmente la simulación responde a una finalidad fraudulenta (fraude de ley) ya que las partes intentan, a través de la celebración del matrimonio, conseguir una consecuencia jurídica que de otro modo les sería más dificultosa o incluso impedida.

Error en la persona

Esta falta de consentimiento alcanza tanto el error en la identidad que algunos consideran obstativo, como el error que se refiere a las cualidades personales.

El error en las cualidades, por su parte, se debe medir con criterios objetivos. Y parece importante destacar que la falta de cualidades, deben ser previos al matrimonio y evidentemente desconocidos por el contrayente.

Si los defectos aparecen con posterioridad, no habrán podido influir en el consentimiento matrimonial y por consiguiente si son relevantes, darán lugar a separación/divorcio.

Enfermedad mental

Requiere que el declarante, que efectivamente realiza la declaración de voluntad, la haya privado unilateralmente de efectos.

Esta privación de efectos se equipará a la falta de consentimiento, aunque cierto sector doctrinal entiende que la nulidad no se podrá producir por esta vía ya que ello supondría dejar a uno sólo de los contrayentes la decisión sobre la existencia del vínculo matrimonial.

Nulidad matrimonial eclesiástica

Las parejas que se casan por la iglesia podrán anular su matrimonio siempre y cuando cumplas con los requisitos exigidos.

Podrán solicitarla cualquiera de los cónyuges, convencido de su nulidad matrimonial.

No será preciso el mutuo acuerdo o consentimiento del otro cónyuge. El hecho de tener hijos no impide que se pueda solicitar la nulidad matrimonial eclesiástica.

Ahora bien, se deberá alegar y probar alguna de las causas admitidas en nuestro derecho canónico.

Causas de nulidad eclesiástica por defecto de forma

Existen algunas razones por las que se podría anular un matrimonio  eclesiástico que a continuación detallaremos.

  • Defecto en la forma de celebración.
  • La existencia de impedimentos.
  • El vicio de consentimiento.

Algunos de los casos que pueden producir la anulación:

Causas de nulidad eclesiástica por defecto de forma

Son los casos menos frecuentes de nulidad eclesiástica:

  • Matrimonio por poderes que sean nulos
  • Falta de asistencia a la celebración del ordinario del lugar o del párroco
  • Matrimonio celebrado sin la asistencia de uno o de los dos testigos

Nulidad por existencia de impedimentos

La edad

El matrimonio contraído entre varones menores de 16 años y mujeres menores de 14 años, será nulo. Si bien, se podrá pedir dispensa.

La imposibilidad de mantener relaciones sexuales

Esta imposibilidad debe ser anterior al matrimonio y perpetua. En este caso, no se puede pedir dispensa. La esterilidad no prohíbe el matrimonio, salvo que el otro cónyuge haya contraído matrimonio engañado por dolo y desconozca la esterilidad.

El matrimonio anterior

Es inválido el matrimonio de quien está ligado por el vínculo de un matrimonio anterior. No se podrá pedir permiso.

Disparidad de cultos

La persona bautizada no podrá contraer matrimonio con otra que no lo esté. Se podrá pedir dispensa si una persona es católica y la otra pertenece a otra confesión cristiana no católica.

El orden sagrado

Sacerdotes y el voto público y perpetuo de castidad en un instituto religioso: En ambos casos, se puede recibir el permiso de la Sede Apostólica.

Los parientes afines (parentesco político)

El hombre no puede casarse con su cuñada o su suegra (hermana o madre de su mujer fallecida).

Delitos cometidos para contraer matrimonio:

Aquí se hace referencia a dos tipos:

  • Rapto: No puede haber matrimonio entre un hombre y una mujer raptada/o.
  • Crimen: No puede haber matrimonio entre una persona que mata al cónyuge del otro o a su propio cónyuge.
Otros casos como:
  • El parentesco: No pueden contraer matrimonio:
  • Los padres e hijos entre sí, ni los hermanos, ya sean de sangre o por adopción.
  • Los tíos con sobrinos, ni los primos entre sí.

Causas de nulidad por vicio del consentimiento

Incapacidad para prestar el consentimiento por:

  • Falta de uso de razón.
  • Grave defecto de discreción de juicio.
  • Causas de naturaleza psíquica.
  • Ignorancia de las propiedades esenciales del matrimonio.
  • Error en la identidad de la persona o de una cualidad de la persona que afecte a la vida matrimonial.
  • Dolo provocado para obtener el consentimiento.
  • Matrimonio bajo condición de un hecho futuro o incierto.
  • Violencia o miedo grave.

El proceso puede durar más o menos tiempo dependiendo del número de testigos, la intervención o no de peritos, así como de otras posibles incidencias en el transcurso de la causa.

Actualmente una causa normal suele tardar dos años en obtener la doble sentencia conforme requerida hasta ahora por el Derecho.

Are2 Abogados | Bufete de Abogados | Derecho de Familia

María Jesús Barreñada - Are2 Abogados
Nuestro bufete los Abogados cuenta con una dilatada experiencia en el ejercicio profesional.
Se encuentran altamente especializados en las diferentes áreas del Derecho, formando un equipo multidisciplinar. 

Contacta con Are2 Abogados especialistas en Derecho de Familia.

Recuerda que tu Primera consulta es totalmente GRATIS