¿Conoces las diferencias entre IRPF e impuesto de sociedades?

Muchas son las personas que después de toda una vida trabajando para cuenta ajena, en una multinacional o en una empresa más pequeñas, deciden hacerse los dueños de sus trabajos y es aquí cuando hablaríamos de IRPF e Impuesto de Sociedades.

La mayoría comienzan la aventura de montar un negocio de forma totalmente autónoma, mirando al futuro con la mejor de las esperanzas.

En España, a diferencia de otros países de nuestro entorno la burocracia a la hora de montar una empresa y de mantenerla puede ser engorrosa y compleja.

Por este motivo debemos tener los conceptos muy claros, si queremos caer en un error que nos suponga una sanción por parte del ministerio de hacienda, que vela para que todo se haga de la forma establecida por la ley.

Diferencias entre IRPF e Impuesto de Sociedades

Antes que nada debemos saber diferenciar entre el IRPF y el impuesto de sociedades.

Pese a lo que mucha gente piensa, son impuestos de una naturaleza totalmente distinta entre si.

Real Decreto 1074/2017, de 29 de diciembre,por el que se modifican el Reglamento del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, aprobado por el Real Decreto 439/2007, de 30 de marzo.

El Reglamento del Impuesto sobre Sociedades, aprobado por el Real Decreto 634/2015, de 10 de julio. Y el Reglamento del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones, aprobado por el Real Decreto 1629/1991, de 8 de noviembre.

El Impuesto de sociedades

  • Es un impuesto directo y personal por el que se paga la renta obtenida por las sociedades establecidas en el territorio nacional.
  • Las Sociedades Civiles o comanditarias también están obligadas a tributar este impuesto desde el año 2016.
  • Se tributa según el resultado contable de la empresa, desde donde obtendremos la base imponible y su resultado a pagar, siempre de forma anual.
  • Siempre se ha de presentar cada 25 de Julio posterior al cierre del año fiscal.
Impuesto IRPF

IRPF

El Impuesto de la renta de las personas físicas (IRPF)

  • Es el impuesto por el cual las personas físicas residentes en España gravan sus rentas de forma progresiva, es decir a más ganancias mayor es la cantidad a pagar.
  • La base imponible de este impuesto se extrae en base a cuatro tipos de rendimientos:
  • Rendimiento de trabajo. Es el más común, son los rendimientos que recibe la persona física por su trabajo.

También están sujetos a la tributación del IRPF los rendimientos que tengan una procedencia de capital inmobiliario o participación en una empresa.

Los rendimientos procedentes de capital inmobiliario

Son aquellos que proceden de la gestión de activo inmobiliario, ya sean alquileres o subalquileres.

Los rendimientos procedentes de una actividad económica

Son aquellos que proceden de negocios por cuenta propia.

Los diferentes rendimientos tienen sus deducciones correspondientes.

Así los rendimientos procedentes del trabajo contemplarán una deducción en Seguridad Social y las retenciones aplicadas a la tutela policial.

Are2 Abogados | Bufete de Abogados | Derecho 

María Jesús Barreñada - Are2 AbogadosEn nuestro bufete los Abogados cuentan con dilatada experiencia en el ejercicio profesional.

Se encuentran altamente especializados en las diferentes áreas del Derecho, formando un equipo multidisciplinar lo que permite garantizar un asesoramiento de calidad en aquellas consultas y asuntos para los que somos requeridos.

 Contacta con Are2 Abogados especialistas en Derecho de Familia.

 Recuerda que tu Primera consulta es totalmente GRATIS

 

5/5 (2)

Califica esta publicación